Es increíble, después de más de 25 años de carrera profesional, algunas veces los clientes son capaces de ponerme entre la espada y la pared.

Hacen preguntas que por muy obvias que sean, en un primer momento me hacen pensar el porqué de mi trabajo y porqué pueden confiar en mi como abogada experta en tramitar casos relacionados con daños y lesiones personales en accidentes de tráfico.

Te cuento la historia.

La semana pasada en una consulta legal gratuita con un potencial cliente que había sufrido un accidente de tráfico en Granada, me hizo la pregunta del «millón de dólares»

Un amigo me ha recomendado que hable contigo pero…

¿Por qué tengo que contratar a un abogado de accidentes de tráfico si ya tengo abogado?

Al principio me quedé un poco perpleja ya que parece y la gente piensa que en la abogacía todos los abogados sabemos de todo.

Le pregunté…..

¿Si te torcieras un tobillo a que médico irías?, ¿a un dentista?

Con una sonrisa, me miró y comenzó a contarme lo que le había pasado.

Finalmente después de analizar su caso acordamos una nueva reunión para recabar toda la documentación y comenzar la reclamación a la aseguradora contraria.

Y tú, ¿te pondrías en manos de cualquier abogado si sufrieras un accidente de tráfico con lesiones personales?.

Te leo en comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.